El arte de lo real. Hooper en la fotografía y el cine

Edward Hooper ha sido una gran influencia para varios pintores contemporáneos, referente visual para algunos directores de cine y, por supuesto, para fotógrafos. En especial para los street photographers.
Temas como la soledad de los individuos inmersos en las grandes ciudades o el abandono, han sido recurrentes a lo largo de la vida de este gran pintor norteamericano. Detrás de la pura representación de situaciones, en los cuadros de Hooper se esconden siempre los mismos interrogantes: ¿qué representan realmente, a qué realidad remiten y qué esconden?
En ese extraño “sugerir algo que está fuera de nuestra percepción” de su obra, algunos street photographers, como Joel Meyerowitzy Lee Friedlander, exploraron el mundo hopperiano y el saldo ha sido positivo.
Hasta tal punto que, en 1992, armaron una exposición-debate en Essen (Alemania) titulada El arte de lo real: Edward Hooper y fotografía.
Allí se cotejaron los cuadros del artista con la obra de varios fotógrafos norteamericanos. El objetivo era aclarar fenómenos emparentados en ambos campos visuales. En este contexto, Meyerowitz aportó lo suyo. Por ejemplo, comparando su fotografía Interior en Nueva York con Las once de la mañana de Hooper.

Interior de Nueva York 1981 © Joel Meyerowitz

Las 11 de la mañana 1927 © Edward Hopper

Y llegó a la conclusión de que el motivo era parecido pero no el tema. “En mi fotografía – dice Meyerovitz – la posición de la mujer es parecida, igual que la incidencia de la luz. Pero han desaparecido las complicadas implicaciones que Hooper ha añadido a su cuadro”. De esta forma, la foto de Meyerowitz refleja más una diferencia de comportamientos perceptivos que un parecido de imágenes. Meyerowitz se remite al momento fotográfico en ambos casos y añade: “En este momento de calma, con el que la fotografía llena el tiempo cotidiano, se encuentra la coincidencia con Hooper. Es la relación especial de consciencia, concentración y su admiración. Finalment, su identificación con el mundo de los fenómenos, lo que le permite imprimir a su obra una calidad indescriptible, que es a lo que nos referimos cuando intentamos hablar de sus cuadros”.
Durante esa pionera exposición que se llevó a cabo en el Museo Folkwang, los fotógrafos allí reunidos hicieron hincapié en la diferencia fundamental entre el carácter de la fotografía como hecho momentáneo y el carácter de la pintura como proceso. “El propio Hooper – dice Meyerovitz – hacía fotografías como base de sus ilustraciones. Pero el artista llegaba a un punto que no confiaba ciegamente en la imagen reproducida”. En esta misma línea compositiva están Lee Friedlander, Diane Arbus y William Egleston.

Nueva York © Diane Arbus

Huntsville – Alabama 1971 © William Eggleston

Nueva York 1962 © Lee Friedlander

En el cine, algunos directores de fotografía contagiados por las atmósferas y simbolismos de algunos cuadros de Hooper, recrearon todo esa imaginería en algunas películas que hoy en día son verdaderos clásicos. La espectral casa que pintó Hopper en 1925, sirvió como principal motivo visual para que el director de fotografía John L. Russell armara la atmósfera de Psicosis, el genial film de Alfred Hitchcock (1960).

Casa Psicosis

House © Edward Hopper

Los individuos hopperianos inmersos en algún tipo de crisis, angustia, introspección o soledad representados en algunas pinturas como las que se ven aquí abajo, han sido fuentes temáticas de inspiración para el director de fotografía Vittorio Storaro en la representación de la famosa historia de los dos amantes del Último Tango en París de Bernardo Bertolucci (1972).

Summer Interior 1909 © Edward Hopper

Habitación de hotel 1931 © Edward Hopper

Morning Sun 1952 © Edward Hopper

 

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Calle 35

Colectivo de fotógrafos dedicados a la "street photography", la fotografía urbana contemporánea.

Comentarios (12)

  • Avatar

    Cata Loshuertos

    |

    Brillante!
    Hopper y su mundo de luces y contraluces. Personas reales en su propio mundo interior. Ccuando un fotógrafo logra trasmitir esta sensación ya tiene ganado un pedacito del cielo de los artistas, todos estos fotógrafos que mostráis en el artículo lo han conseguido.

    Saludos

    Reply

    • Avatar

      Calle 35

      |

      Gracias por tus comentarios, Cata. Te recomendamos un libro editado en el 2009 por Fraenkel Galery que se titula Edward Hopper y sus amigos. Este excelente libro hace un paralelismo entre algunas obras de Hooper con fotografías de Diane Arbus, Harry Callahan, William Eggleston, Walker Evans, Robert Frank, Lee Friedlander, Stephen Shore y Robert Adams. Y es un atractivo juego pictórico /fotográfico donde se pueden encontrar muchos puntos compositivos en común entre Hooper y estos grandes fotógrafos. Un abrazo!!

      Reply

    • Avatar

      Cata Loshuertos

      |

      Muchas gracias Calle35 por la recomendación. Voy a ver si doy con él.

      Saludos y agradeceros la interesante labor formativa que estáis llevando a cabo.

      Reply

      • Avatar

        Calle 35

        |

        Cata, el libro de Hopper lo puedes conseguir en la Librería Laie, Pau Claris 85 – Barcelona. Cuesta 57 euros y creo que está en precio por su valor. Un abrazo grande

        Reply

  • Avatar

    angel

    |

    Excelente articulo , tomo nota igualmente del libro ” Edward Hopper y sus amigos ” . Buen trabajo .

    Reply

    • Avatar

      Calle 35

      |

      Gracias Angel y nos gusta mucho que este artículo sea útil para ti.
      Un abrazo!!

      Reply

  • Avatar

    Sabrina

    |

    Wow! es increíble este artículo, me resultó sumamente interesante! Conozco a Hopper por la influencia que generó en David Lynch y desde entonces estoy completamente enamorada de sus obras, me inspiran cuando, en momento como este, deseo sumergirme en la escritura. Un saludo desde Buenos Aires!!! pd: calle35, creés que podré encontrar este libro aquí? sino lo compro en Roma porque estoy viajando allí en 2 semanas 😀

    Reply

    • Avatar

      Calle 35

      |

      Hola Sabrina, nos alegramos que este artículo te haya sido interesante. Con respecto al libro, creo que lo puedes conseguir en Buenos Aires en alguna librería especializada en libros de fotografía. Por la avenida Santa Fé o en la calle Corrientes quizás haya alguna. También puedes buscar por alguna librería de la calle Florida, en esas librerías for export…..
      Por lo demás, también tienes Amazon para comprarlo. Un abrazo y buen viaje por Roma!!

      Reply

  • Avatar

    MARIA

    |

    Gracias por hacerme disfrutar este rato. Extravié mi libro de Hopper y me vengo a internet. A alguno le interesa vender su ejemplar de “Hoppper y sus amigos?. Mi sueldo no da para comprarlo de primera mano.
    Bicos

    Reply

Deja un comentario