En defensa de lo vertical

Encuadrar una escena es la parte más importante a la hora de componer una imagen aunque su valor esté supeditado a nuestro proceso creativo y, en ese punto,  somos nosotros lo primordial. Al componer, el formato más utilizado es el horizontal, lo cual no es extraño pues observamos de esa manera y es natural que cuando miramos a través del visor de la cámara,  sea la primera posición que tomamos. Pero cambiar a un formato vertical, eso es harina de otro costal, pues tenemos que pensar en ello y como es sabido,  pensar  – en una décima de segundo al realizar instantáneas –  nos cuesta mucho. No pretendo hacer de esta entada una clase de composición vertical pero me parece necesario recordar que nos aporta otras dimensiones. En primer lugar, nos enfatiza y nos exagera las líneas o planos verticales.

© David Salcedo

En segundo orden de cosas, acentúa la profundidad del primer plano y del fondo; sus diagonales tienden a ser más marcadas por lo que los ángulos de la imagen son igual de marcados.

© David Salcedo

Son ideales para utilizarlos en retrato. Como es un formato muy alargado nos produce sensación de desequilibrio pero también nos aporta cierto vigor visual.

El actor Paco Moreno © David Salcedo

De lo que casi nadie habla o debate es lo que voy a denominar: la muerte silenciosa y lenta del formato vertical.

© David Salcedo

Estamos tan obcecados en otras cosas que no nos damos cuenta que dicho formato se va marchitando, pese a la enorme cantidad de imágenes que se producen hoy en día. Esto es debido a que la finalidad primordial y mayoritaria de una imagen pasa por tener ubicuidad  horizontal.

Pasemos a los ejemplos: las pantallas de pc son horizontales, los TV son horizontales, los marcos digitales son horizontales, los proyectores son horizontales. ¿Que pasa cuando vemos imágenes verticales a través de estos medios? …… aparecen más pequeñas que las horizontales. Las consecuencias de todo ello son claras:  como queremos ver nuestras imágenes más grandes tendemos a escoger las horizontales sobre las más pequeñas. O sea  las verticales.

© David Salcedo

Pero no todo es en vano. Las verticales seguirán resistiendo gracias al retrato y a la prensa escrita, ya sea diarios o revistas, pues tienen un acabado vertical.  Aún asi,  tienen los días contados, pues la evolución del medio pasa por Internet y  al ser observados mayoritariamente por una pantalla de pc  no se prodigara mucho este formato.

© David Salcedo

Con ilusión debemos mirar a las nuevas tecnologías como son los PC tablets o los móviles inteligentes. En el primer caso por que pretende imitar al libro y se agradece en este caso su posicionamiento vertical. En el segundo, dichos aparatos son verticales y ya están preparados para dar lo mejor de si en este formato. La creciente y refrescante incorporación de los móviles a la street photography puede ser un camino para que resuciten los formatos verticales. O , mejor dicho, ya lo están haciendo.

 

Etiquetas:, , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (3)

  • Avatar

    Jaime

    |

    Olvidas un pequeño detalle, la fotografía está creada para verse en papel, no en una pantalla. Creo que es importante no ‘olvidar’ la sana costumbre imprimir los trabajos en digital, aunque ciertamente para un blog (por ejemplo) funcione mejor el panorámico. Saludos.

    Reply

  • Avatar

    Reimi Gomez

    |

    De acuerdo con lo que escribes. A mi personalmente me gusta el formato vertical (por eso monté el grip en la cámara) por el tema profundidad que comentas, aunque si es cierto que uso mucho más el cuadrado o incluso el horizontal.
    Un saludo.

    Reply

  • Avatar

    David Salcedo

    |

    Jaime, Reimi y Hugo Solo muchas gracias por vuestros comentarios.

    Jaime no es solo la finalidad de la imagen tanbien esta el proceso. Antes cuando entrabas en una laboratorio, ponías el negativo en la ampliadora y si hacías una ampliación a 18×24 cm te media lo mismo en el proyector de la ampliadora. Ahora en el PC pones una imagen a esas medidas y siempre la vertical se ve más pequeña. Como consecuencia nos resulta menos atractiva a nuestros ojos. Quizás la solución sea convencer algún fabricante de hacer pantallas cuadradas especiales para los profesionales de la imagen. Por su puesto te apoyo en la idea que tenemos que pasar más imágenes a papel.

    Reimi, eso tan bien me pasa a mi me gusta el formato, pero me resulta muy difícil sacar imágenes verticales.

    Hugo, gracias por tus palabras. Es verdad que la finalidad de la imagen es diferente a la de hace unos años. Los tiempos están cambiando o han cambiado y sin quererlo no nos hemos dado cuenta.

    Reply

Deja un comentario