En la ruta E6

 

El viaje no es tanto un traslado físico como una actitud vital. Tanto da que nos desplacemos hasta el otro lado del mundo o que el trayecto acabe en el municipio vecino.
Si además se cuenta con una cámara analógica y carretes de diapostivas, las fotos hechas en la ruta E6 (el nombre viene del sistema de revelado de esta emulsión fotográfica) más que testimonios del camino, se erigen como piedras miliares de unos días sentidos y disfrutados como pura vida.