Los mercados navideños, una oportunidad callejera.

La aversión de las personas a ser fotografiadas en la calle puede ser uno de los factores más temidos a la hora de afrontar una salida. ¿Cómo, de qué manera nos podemos aproximar a nuestros objetivos fotográficos? Los mercados de navidad son un momento propicio para practicar nuestras capacidades fotográficas y comunicativas. Estos lugares son zonas de la ciudad donde la gente va a hacer sus compras de navidad: decoraciones o regalos. Así, todo el mundo está imbuido en un sentimiento de felicidad colectiva y de compartirla. En España, en Madrid y Barcelona, podéis encontrar la Plaza Mayor y la Fira de Santa Llúcia respectivamente. ¡ Un ejemplo de lo que digo es la madrileña tradición de ponerse pelucas de colores ! Todos quieren ser protagonistas por un día y es fácil que la gente te salte delante de la cámara para que les hagas una foto, o si es de una manera furtiva, seguro que son mucho más transigentes con el fotógrafo callejero. Además, esto puede generar situaciones surrealistas y divertidas incluso si disparas fuera del epicentro, como la vuelta a casa, el metro, tomando café en un bar, etc.

24 copy

Plaza Mayor, Madrid. © José Manuel Alorda

  En Europa también podemos encontrar una gran tradición navideña. En la ciudad belga donde vivo actualmente, el Kerstmarkt se extiende desde la Groenplaats hasta la Steenplein pasando por Groote Markt y comunicando todo el centro histórico de la ciudad de Amberes.  

_MG_5599-copy

Vista de la catedral de Amberes desde el río Schelde. © José Manuel Alorda

  Muchas veces se ha comentado que una de las capacidades del fotógrafo callejero es pasar desapercibido, ser invisible. Yo personalmente me hago notar, me gustan las aglomeraciones y estar muy cerca de las personas, de las caras y las expresiones. Suelo meterme entre la gente y hago un par de fotos en las que todo el mundo se de cuanta de que lo estoy haciendo. Con esto, puedo calibrar cuál es el ánimo de las personas que tengo delante. Y sobre todo.. un buen rato !! Beber un poco, hablar -aquí es exótico que soy de Barcelona- y me preguntan sobre las fotos o la cámara, hacer una foto de grupo… Después de un tiempo, nadie me presta realmente atención y es el momento propicio para ponerse serio e intentar algo que merezca la pena.  

¡¡ Unos chupitos para soportar el frío !! © José Manuel Alorda

_MG_5221 copy

Entrar en un grupo y establecer un contacto. © José Manuel Alorda

_MG_5238 copy

Señora_1 © José Manuel Alorda

_MG_5264 copy

Señora_2 © José Manuel Alorda

  Como en carnaval, los mercados de navidad también son un momento propicio para fotografiar niños. Los orgullosos padres, los visten especialmente para salir a pasear, se dan situaciones frente a los PapaNoel o los Reyes Magos, regalos, caretas, escaparates… Aquí tenéis una foto que he hecho estos días: La madre, intentando hacer una foto a la niña, la llamaba a cada vuelta de tiovivo. Me situé junto a ella y enseguida hubo una conexión.. los dos intentando conseguir que la pequeña mirara y sonriera. En realidad, no me mira a mi, sino a la madre !! .. Para potenciar el movimiento, la foto está realizada con un barrido: controlando una relativa baja velocidad de obturación y acompasarla con la velocidad a la que la niña pasa frente a nosotros.

_MG_5368 copy

Tiovivo © José Manuel Alorda

 
La mezcla de las dos luces, el cálido de los tungstenos de los puestos, los colores de las decoraciones y el azul intenso de la luz que va desapareciendo hace que los atardeceres  navideños sean especialmente interesantes en cuanto al color.
_MG_5353 copy

Tiovivo en Grote Markt © José Manuel Alorda

_MG_5524-copy

Noria con siluetas. © José Manuel Alorda

Espero que con estas notas os anime a salir a pasear con la cámara estas navidades y a descubrir todos los matices y situaciones que se nos presentan en esta época del año. Un saludo desde Bélgica !!
 
 

 

Etiquetas:, ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario