Porque me convertí en fotógrafo

Cuando observé por primera vez la obra de Garry Winogrand, creo que hubo un antes y un después para mi. Nunca había visto imágenes como ésas. Debo confesar que existen muchos otros fotógrafos que quiero y admiro pero fue sólo con las fotografías de Winogrand  con las cuales sentí que esto es lo que quería ser el resto de mi vida. Tal vez en la obra de cualquier fotógrafo, la vida misma no puede ser tan palpable, tan tangible, realizada con tanta fuerza y energía en bruto, casi de ruptura con la narrativa visual como en la de Winogrand. En este sentido, no me refiero principalmente a la vida de las personas de las fotografías; sino más bien a sus fuerzas vitales como también a la del fotógrafo en su proceso creativo. Garry Winogrand me hizo ver que cualquier cosa puede ser interesante para fotografiar. En su obra, cualquier momento puede ser un momento decisivo. Lo que parece importar más en él, no es el producto final, las imágenes impresas, sino más bien el proceso fotográfico en sí: el interés incesante y el estado de alerta ante el mundo exterior. El gran curador y  crítico John Szarkowski señaló sobre su amigo que “ su ambición no era realizar fotos; sino,  a través de la fotografía, conocer la vida”. Además, lo que más me impresiona de este gran fotógrafo norteamericano, más que con ningún otro que conozco, es que es un gran teórico de la fotografía.  Winogrand fotografió con una energía sin precedentes e inmediatez, pero también con una profunda reflexión acerca de la fotografía. Pero, a diferencia de algunos, no trató de ilustrar o demostrar algún concepto o idea a través de sus imágenes. Más bien, el trabajo fotográfico y la comprensión intelectual eran las dos caras de una moneda, ambas independientes entre sí;  y al mismo tiempo intrínsecamente conectadas. Garry Winogrand realmente fue un filósofo –  fotógrafo. Como es inútil tratar de describir una imagen (el único y adecuado acercamiento es sólo obserbar su trabajo). También sería inútil tratar de reformular o resumir una visión profunda sobre la fotografía de Winogrand. Lo mejor es dejar que sus imágenes y sus pensamientos  hablen por sí mismos.  

No hay nada tan misterioso como un hecho claramente descrito. Me gusta pensar en el fotografiar como un acto de doble sentido de respeto. El respeto por el medio, por dejar que se haga lo que mejor sabe hacer, describir. Y el respeto por el tema, describiendo las cosas como son. Una fotografía debe ser responsable de ambos.  Garry Winogrand  

La fotografía no es lo que se fotografió. Es otra cosa. Es un hecho nuevo. GW  

No tengo mensajes en mis imágenes…El verdadero negocio de la fotografía es captar un poco de la realidad (sea lo que sea) en la película. GW  

La gran fotografía está siempre al borde del fracaso. GW  

Cada fotografía es una batalla de la forma frente al contenido. GW  

Realmente trato de divorciar cualquier pensamiento de la posible utilización de este material. Eso es parte de la disciplina. Mi único propósito, al mismo tiempo que estoy trabajando, es tratar de hacer imágenes interesantes. Y, que hacer con ellas, es otro acto, una consideración posterior. Es cierto que mientras trabajo quiero que sea tan estéril (el acto posterior) como sea posible.  GW  

Si usted ve algo que sucede, dispare. Ya sea que consigue captar lo que ve o se obtiene otra cosa. Y lo que es mejor, imprimir. GW

 

No hay momentos más importantes. En cualquier momento puede haber algo. GW  

Usted tiene toda una vida para aprender la técnica. Pero te puedo enseñar lo que es más importante que la técnica: la forma de observar, aprender y todo lo que tiene que hacer después es presionar el obturador. GW  

El problema de los fotógrafos es la emoción que ellos sienten cuando toman una fotografía y la juzgan buena. GW  

La fotografía debe ser más interesante o más bella que lo que se fotografió. GW  

La fotografía trata de averiguar lo que puede suceder en el visor. Cuando pones cuatro bordes alrededor de algunos hechos, que cambien los hechos. GW  

Si he visto algo en mi visor que me resultara familiar; me gustaría hacer algo para agitar. GW ¿Cómo lo digo? La forma que lo pondría es que está  totalmente fuera de mi ser. Es lo más cercano al no existir, creo yo, que es lo mejor – que para mi es atractivo. GW

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (2)

  • Avatar

    daniel Belenguer

    |

    Me ha encantado la entrada. Yo conocí a Winogrand tarde, porque siempre he ido de la mano de la foto en color, pero es un fotógrafo apasionante, y sus frases – destiladas de una profunda reflexion- como dices, son son de lo mejor.
    Gracias.

    Reply

  • Avatar

    Marcelo Caballero

    |

    Hola Daniel, hace muy poco se descubrió el trabajo a color que hizo Winogrand a principios de los 60. Y la verdad que no perdían fuerza sus imágenes y me animo a decir que era de calidad. Lo que pasa es que la regla de oro de esa época era el blanco y negro en lo documental y el color estaba en segundo plano.
    Date una vuelta por Miradas Cómplices y verás la nota que publiqué el 30 de marzo del 2011. Un abrazo!!

    Reply

Deja un comentario