¿Quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos?

La fotografía de calle es  mi origen, la que me marcó y una de las razones por las que sigo haciendo fotos. Mi origen, mi presente y mi futuro. Aunque parece que los puristas la tengan menospreciada y no la consideren parte de la fotografía documental. Yo, por supuesto,  la incluyo dentro de ésta.  Mostrar la vida tal y como es, contando una historia o no, esto también es fotografía documental, guste o no guste. De hecho, si nos remitimos a la historia, la fotografía documental nace precisamente de los fotógrafos que retrataban la calle. A partir de ahí se empezaron a contar historias concretas, temas sociales, conflictos… vidas en definitiva. Desde esta perspectiva, me interesaron fotógrafos que combinan ambas facetas, la calle y los reportajes. Voy a citar algunos de estos hacedores visuales en los que me fijé, clásicos y contemporáneos. Así mismo, haré una breve referencia a sus orígenes e influencias, de dónde vienen. Todos sabemos bien quiénes son y a dónde han llegado.  

Henri Cartier Bresson (1908-2004) “El tema te guía. El encuadre es tanto el reconocimiento de un orden geométrico, como el tema”. “La composición se basa en el azar. Jamás hago cálculos. Entreveo una estructura y espero que suceda algo. No hay reglas”. “Tal vez sea preciso renunciar a saber y explicar. Limitarse a mirar”.

Él mismo habla de sus influencias: “...mi tío que, en cierto modo, fue mi padre, el pintor André Lhote, con el que estudié en su Academia. Otro hombre que influyó mucho sobre mí fue el crítico y editor de arte Tériade”. “Pintores como Van Eyck, Cézanne, Uccello. Me obsesiona la composición. Matisse, por supuesto, pero también Bonnard”.  

© Henri Cartier Bresson

Robert Doisneau (1912-1994) “Entonces me lancé [a la calle]; en aquella época el público no te rechazaba, no había agresividad como ahora, que hay una saturación de fotos y la gente está harta”. André Vigneau, fotógrafo, pintor, escultor y cineasta francés, fue quien lo introdujo en el mundo de la fotografía como arte y de quien fue ayudante. Atraído por los surrealistas, descubre a Man Ray, quien se convierte en una persona clave y muy influyente en la fotografía de Doisneau. Trabaja junto con Henri Cartier-Bresson y Robert Capa, también coincide con Brassai y Willy Ronis. Se mueve entre cineastas como René Clair, Truffaut o Tavernier entre otros. Robert Giraud, miembro de la resistencia francesa , periodista y librero o Albert Camus, novelista, ensayista y dramaturgo francés, son otras de las muchas personas que le acompañaron por París. “…estaba demasiado absorbido por el espectáculo que me ofrecían mis contemporáneos…”.  

© Robert Doisneau

  Robert Frank (1924) “No me dediqué al fotoperiodismo”. “Entonces, algunos me consideraban de alguna manera más “puro”. Tenía algo así como una mirada virgen. Una mirada fresca, abierta a las sorpresas”. “La técnica fotográfica es una limitación”. A los 17 años era aprendiz de un fotógrafo en el estudio de Hermann Segesser. También aprende con fotógrafos como , Michael Wolgensinger, Victor Baverat o Kubra. En 1947 conoce a Louis Faurer, fotógrafo cuyo trabajo afectó a Robert Frank. Él mismo señala que los fotógrafos que más han influenciado en su obra han sido “un fotógrafo suizo; su nombre era Tukenov. Bill Brandt y Walker Evans. Bill Brandt influyó más, era una personalidad más sombría que Walker”. El poeta Allen Ginsberg fue una persona de gran importancia en su carrera. También conoció a escritores como Faulkner, Camus y Sartre. La compañía de June, su mujer, y su apoyo fue crucial; la pérdida de su hija y la enfermedad mental de su hijo condicionaron tanto la vida como muchos de los trabajos fotográficos de Robert Frank.  

© Robert Frank

Ramón Masats (1931)  “Vas paseando por la calle y ves una cosa que te llama la atención, así de sencilla es mi fotografía”. “Pretendo ser honesto”. “…tirabas las imágenes para ti mismo. No lo hacíamos para retratar una época, eso no tenía salida”.  “Cuando he viajado y he hecho un reportaje siempre he hecho [también] fotos para mi… Como estás vivo fotográficamente, estás atento fotográficamente; algunas fotos las he sacado de esta manera”. Más que influenciado, se desarrolló junto con otros fotógrafos compartiendo ésta pasión. Bajo una dictadura cerrada al exterior no llegaban muchos referentes, así que su generación “inventó” una nueva manera de fotografiar y marcó un antes y un después en nuestra fotografía documental. Nombres como Gabriel Cualladó, Paco Gómez o Xavier Miserachs, entre muchos otros, forman esta generación de  fotógrafos. Por lo tanto, sin influencias claras, Masats se mueve por la inspiración intuitiva y el azar, busca el instante y logra impacto visual con sus composiciones, sin dejar de lado el encuentro con la esencia de lo cotidiano del ser humano.  

© Ramón Masats

Josef Koudelka (1938) “En este momento, la tecnología te permite sacar buenas fotos, pero tener una visión propia sobre el mundo depende, sobre todo, de cómo vives”. “Nunca he sido reportero”. Ante la pregunta: “¿Puedes dar un consejo para estudiantes?”. Responde: “No, vosotros vais a encontrar la respuesta de todo”. El fotógrafo Jiri Jenicek le alienta a exponer sus fotos. Anna Fárová, historiadora de arte, escritora de la fotografía y promotora de los fotógrafos Checos, ayudó a Koudelka en sus inicios y a lo largo de su vida. Al ingresar en Magnum obtuvo de Cartier-Bresson muchos consejos y de Robert Delpire adquirió muchos conocimientos fotográficos y de edición. “Algunas personas observan cierta influencia de la pintura en mis fotografías pero eso no es consciente”…”No tengo [influencias de pintores]. Siempre conservo imágenes seleccionadas que son un todo: una obra de Piero della Francesca, “Flagelación”, o “Las Meninas”, de Velázquez, donde para mí todo Velázquez está allí. Finalmente sólo en poquísimas obras existe el todo”. Como ingeniero dice: “Todo lo que haces en la vida te influye. En Ingeniería estudias equilibrio y en la fotografía el equilibrio es composición”. Sin embargo seguramente lo que más le ha debido influir en su vida fue su exilio.  

© Josef Koudelka

Luis Baylón (1958)  “No he querido saber mucho de los demás”. “Tú no puedes imitar a otro, sino que es mejor que tú andes tu camino”. “El que no sale a la calle no se entera de nada”. Hay un antes y un después en la fotografía de Baylón, y fue el hecho de que su padre le regalara una Rolleiflex. Otro formato, otra forma de mirar y de pensar. Unos años antes ya había nacido Tyra, su hija. Se cruza con Bernard Plossu y éste se convierte en una persona de referencia para Baylón.  

© Luis Baylón

Todo fotógrafo tiene sus referentes fotográficos, influencias y demás. Estoy de acuerdo en que es muy enriquecedor nutrirse de las miradas de otros, estudiar y aprender de maestros, pero no obsesionarse con ello. Cada uno tiene su propio proceso. Bajo mi experiencia personal es necesario mirar autores.  Pero lo fundamental es dejarse llevar por el instinto,  por lo que te mueve por dentro, mirar lo que hay fuera de una manera intuitiva. Muchos de los grandes fotógrafos se consideran autodidactas y, aunque discrepo un poco ya que seguro que aprendieron con las experiencias, intercambios y comentarios de otros, en el fondo lo que quieren decir es que han aprendido de la vida, de los viajes, de la calle.

Casi ninguno de los fotógrafos de los que he hablado han tenido referentes fotográficos claros, han evolucionado y fotografiado utilizando un lenguaje propio. Éstos son sólo algunos ejemplos, solo los que personalmente más me han interesado, pero la lista podría ser mucho más extensa. Unos por su mirada tan peculiar, otros por su composición o por el simple hecho de encontrar una cámara a su medida han hecho que su manera de fotografiar la calle sea diferente y reconocible al mirar el conjunto  de su obra. Pero lo que realmente más ha marcado el desarrollo de su fotografía y lenguaje fotográfico ha estado en sus vidas y en las vidas que han compartido de otros. Os animo a que paséis menos tiempo en los ordenadores y a que salgáis a la calle a hacer fotos por el simple placer de hacer fotos. “La calle es la vida” Luis Baylón.  

Etiquetas:, , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (4)

  • Avatar

    rafa badia

    |

    Felicidades, Domingo!
    Me parece un post muy, muy hemoso. No sólo por la impecable selección de autores y citas (lo que exige documentarse bien), sino, sobre todo, porque respira amor a la fotografía y a la Vida (así, con mayúsculas) por los cuatro costados!. Te hago caso: envío este comentario, cierro el ordenador y salgo a la calle, cámara en ristre.
    un abrazo grande.

    Reply

  • Avatar

    Mingo

    |

    Gracias, Rafa! Eso, eso, saca a pasear a tu FM2 y que hay ganas de volver a ver fotos tuyas! Un abrazo

    Reply

  • Avatar

    Sara

    |

    Que palabras tan bellas, yo creo que es importante admirar e intentar aprender de los grandes, llenar la cabeza de mil influencias…todo se nota al salir a disparar. Un saludo!!

    Reply

  • Avatar

    Mingo

    |

    Efectivamente, Sara, toda información de calidad es buena y necesaria para seguir aprendiendo, evolucionar. Pero quiero incidir en que el exceso de información puede sobresaturarnos y nos puede llevar al error de imitar, aunque lo hagamos inconscientemente, y eso también se puede notar al ver algunos trabajos. Todo está hecho, pero no la manera de contarlo, tu discurso tiene que ser propio, personal. Muchas gracias por el comentario. Salud!

    Reply

Deja un comentario