San Sebastián, Barceloneta, 2009-2013

Hace unos días,  en la euforia del lanzamiento de Revela-T,  alguien me dijo “los nacidos digitales no entendéis nada”. No me lo tomé a mal, pero me dejó una luz roja de alerta en el subconsciente. Cuando empecé con la fotografía los transistores recién empezaban a ser reemplazados por los circuitos integrados, un montón de transistores juntos en una cajita negra, que acabarían siendo microprocesadores. Las únicas cámaras digitales de la época las tenía la NASA.

Supongo que me he hecho la fama de tecno-digital-iphónico, por eso he querido rescatar un texto y algunas fotos analógicas que he hecho hace relativamente poco. Aquí lo dejo.

San Sebastián, Barceloneta, 2009-2013

Después de un viaje pasado por agua a Nueva York,  volví a casa con la desilusión de no haber podido hacer un Coney Island a lo Bruce Gilden. Tenía planificado un curso de laboratorio y, ordenando la casa, encontré unos carretes caducados.

Supongo que en algún momento hasta podemos tener una idea… cogí la Pentax K1000 con el 50mm y un Ilford 125 que llevaba varios años olvidado y fui a la playa a tomar el sol.

Lo importante era el sol, disfrutar de la brisa, el mar y, si veía algo, disparar. Escogí una cámara vieja para no tener que estar preocupado por nada, ni la arena, ni los robos y porqué pensé que con una cámara antigua nadie me tomaría en serio y podría acercarme sin llamar la atención. Podría haber perseguido a los frikis, habitantes naturales de San Sebastián, pero preferí buscar a mis “compañeros” a las personas normales que iban a pasarlo bien al sol.

Como me gustó la experiencia la repito cada año algunos días. Siempre bajo con una cámara diferente.

Barceloneta 5 - Miradas cruzadas Barceloneta 11 - Otras curvas Barceloneta 8 - Curvas Barceloneta 12 Barceloneta 6 - Soledad matinal Barceloneta 16

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario