Una sonrisa, por favor

Desde que se popularizó la fotografía, hablo de hace muchos, muchos años, hemos intentado parecer o aparecer de manera divertida en nuestras fotos. En todos los países existe un “patata” o un “cheese” para que pongamos nuestra mejor sonrisa fingida. O peor aún, cuántas poses extrañas hemos hecho ante el monumento de turno. El ejemplo más claro es la Torre de Pisa o el Taj Mahal.

© Martin Parr

Dentro de la street photography hay una línea de fotos curiosas, divertidas, anecdóticas. Pero lejos de parecerse a los ejemplos antes citados, es toda una línea de estilo en la fotografía de algunos de mis grandes referentes. Hablo de Elliott Erwitt, de Richard Kalvar, de Martin Parr o, más recientemente, de Peter Dench.  

© Elliott Erwitt

 

© Richard Kalvar

Tengo grabadas, desde la época en que pasé por IDEP, algunas de las imágenes de esos maestros. Y descubrí la obra de Dench en un reciente Visa pour l’Image.

© Peter Dench

  Hay diferentes motivaciones. Para Martin Parr, su fotografía responde a un modo de salvarse del ridículo y la decadencia de nuestro modo de vida, de salir de la monotonía.  

© Martin Parr

  Erwitt cree que hacer reír a la gente es un gran logro y le encanta cuando eso ocurre.  

© Elliott Erwitt

  Richard Kalvar juega con la realidad cotidiana, usando actores que son ajenos a la escena que él ha visto para crear escenas que son a la vez creíbles y absurdas.  

© Richard Kalvar

  Peter Dench se autodefine como un Martin Parr “lite”, como las versiones de App gratuitas. Ha pasado años fotografiando una nación, la inglesa, a menudo mal educada, alejada del folleto de tierra verde y agradable que muestran las oficinas de turismo. Dice que en quince años fotografiando, sólo ha tenido que dar un puñetazo en la cara. Fotografía desde el cariño y dice que en ocasiones ha usado una peluca rosa, se ha vestido como Spiderman o ha fotografiado desnudo.  

© Peter Dench

  Mis motivaciones son mucho más simples, pero se simplifican en una: la necesidad de divertirme.  

© Rafa Pérez

    En muchos casos, la fotografía de calle me sirve como terapia. Por mi trabajo, paso muchas días de viaje al cabo del año en diferentes partes del mundo. A veces con encargos que te gustan más y otras un poco menos.

© Rafa Pérez

  Al regresar a casa, lejos de llegar el momento de relajarse, me enfrento a maratones de edición y redacción de textos. Cuando salgo a la calle a hacer street, salgo a evadirme. En pocos momentos soy capaz de poner mi cabeza al ralentí y simplemente fluir entre la gente.  

© Rafa Pérez

  Muchas veces fotografío motivado por la luz, otras por una composición interesante cuando no atrevida, pero en el momento que sucede la anécdota ante mi cámara, ese momento que provoca en mí una sonrisa, es ahí cuando soy feliz. No necesito mirar la pantalla de mi cámara, sé que tengo la foto. Es sólo un instante, pero qué instante.  

© Rafa Pérez

Para hacer este tipo de fotografía siempre recomiendo llevar dos cámaras a la calle, la fotográfica, cuanto más discreta mejor, y la del respeto.    

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (5)

  • Avatar

    rafa badia

    |

    Si, un poco de humor y buen rollo, de reirse “con” y no “de” es necesario..Sobre todo en estos días tan duros y grises que tenemos encima. Buena entrada, buenas fotos!

    Reply

  • Avatar

    Lena

    |

    sólo por esa sonrisa, resultado de sentir qué privilegio haber captado el INSTANTE, vale la pena

    Reply

  • Avatar

    Berto Garcia

    |

    Me encanta la fotografia de la calle pero siempre tengo dudas del comportamiento humano sobre todo en Europa la Street Photography se ve con desconfianza,otros paise son mas naturales

    Reply

Deja un comentario