Visa pour l’Image y la foto de calle.

Este artículo no pretende ser una exhaustiva explicación sobre el recién terminado VISA pour l’Image de Perpignan, sino una autocrítica hacia el género de la fotografía callejera, urbana o, para los más anglófonos, street photography. No sólo eso, sino que también pretende ser una crítica hacia la falta de miras de algunos editores gráficos de prensa, demasiado obcecados en encontrar historias cerradas, y poco dados a la poesía visual.

Durante esta semana he podido intercambiar opiniones con diferentes colegas de profesión y, sobre todo, con multitud de editores a los que he tenido el placer de presentar mi trabajo “Young Warriors”, del que os dejo algunas imágenes y en el que podéis profundizar aquí. Recientemente fue finalista del Premio Revela y seleccionado, dentro del propio festival, por la Association Nationale des Iconographes para optar al ANI-Pixpalace de la edición del año que viene. Sin duda, este trabajo encajaba mucho mejor en el marco del prestigioso Festival, donde tanto agencias como editores andan ávidos de encontrar nuevas y potentes historias, bien contadas y ordenadas, con su planteamiento, nudo y desenlace.

.

YW_final021 copyYW_final019 copyYW_final004 copy YW_final017 copy

.

Pero no pude dejar pasar la ocasión de presentar también mi trabajo de calle, concentrado en el último proyecto que desarrollé en Filipinas, bajo el título de Barangay. Las críticas al mismo fueron tan demoledoras como alentadoras, pudiéndose resumir en lo que me dijo el editor de una revista austríaca: “Si me traes esto mismo con una historia, te lo compro ya”.

Esta frase me recuerda que los fotógrafos de calle no somos contadores puros de historias. Para eso dejamos a otros grandes como Jordi Busqué, Encarni Pindado, Santi Palacios, Mingo Venero, Jorge Silva, Luca Piergovanni o  Javier Carbajal y Juanjo Pérez-Monclús de OM Colectivo, por poner algunos ejemplos cercanos. Nosotros narramos lugares, cotidianeidades, historias sin trascendencia sin las que el rumbo de la historia no cambiará, pero sin las que jamás podremos entender en el futuro nuestro pasado. Básicamente, también hacemos visible lo invisible. A nuestra manera. Foto a foto. Sin historia. Sin bisagras. Sin que una foto sea necesaria, o la siguiente imprescindible.

Me gustaría aquí nombrar dos trabajos de esencia street proyectados en el festival que me llamaron poderosamente la atención. Uno, de Arnau Bach, sobre las barriadas de Marsella, un trabajazo a color, y que lamentablemente aún no podemos disfrutar de él puesto que como él mismo me dijo, aún está inacabado, y el trabajo de Frederick Buickx , “Jesus, make-up and football” con imágenes muy street dentro del género clásico del reportaje. Pero si nos remontamos un poco más, podemos ir desgranando otros autores “algo” conocidos que han trabajado lugares sin más hilo conductor que sus calles: Webb y su Istambul, Cartier-Bresson y Rusia, Colom y Barcelona, Meyerowitz y su New York, Trent Parke y Australia…..Martin Parr dijo una vez que alguien tiene que retratar ese camino que va desde casa al supermercado….y ese alguien somos nosotros, los fotógrafos de calle.

Así que, señores editores de Perpignan, al año siguiente abran sus mentes, ojeen con más cariño nuestros trabajos callejeros, porque aunque no sean actualidad rabiosa, son nuestras miradas hacia el futuro a través del presente. Porque si en sus proyecciones tienen cabida trabajos sobre los águilas imperiales, los cúmulos de semillas del “viejo oeste” o los trabajos sobre el Ganges hechos con teleobjetivos, a lo mejor nos pueden hacer un huequecito por ahí.

Por nuestra parte, intentaremos que nuestro hilo conductor sea aún más visible, lo prometo.

Os dejo algunas imágenes de Barangay. Podéis ver el trabajo completo en mi web.

Salud, fotos y rock’n roll.

.

Barangay02 Barangay04 Barangay05 Barangay09 Barangay14 Barangay015 Barangay15

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (3)

  • Avatar

    Juan Villafáñez

    |

    Esta vibrante defensa del género de la fotografía de calle es también una buena definición de sus principios, a veces tan inasibles. ¿Narratividad a estas alturas? Habría que añadir, ¿qué concepto de narratividad? En literatura, desde principios del siglo XX se vienen cuestionando los conceptos de ficción, linealidad narrativa, cronología. Un puzle en apariencia inconexo de piezas puede estar “narrando” la más apasionante de las historias, si se sabe leer tanto las presencias de la imagen como los saltos al vacío que quedan entre una y otra fotografía. En definitiva, una construcción del tiempo y la memoria, como subraya el artículo: “entender en el futuro nuestro pasado”.

    Reply

  • Avatar

    Manu Mart.

    |

    Hola Juan,

    exactamente en la línea de tu comentario va mi linea de pensamiento. Pero la fotografía de calle, ya lo sabemos, sólo se entiende con el paso de los años, y es difícil disfrazarla con el manto de actualidad que exigen la mayoría de los editores que van a Perpignan. Aún con todo, es nuestro deber defenderla, trabajarla y reconocerla como la gran base en la que cualquier fotógrafo, de cualquier género, debería moverse de vez en cuando.

    Gracias por tu comentario y el tiempo empleado en la lectura de este artículo.

    Reply

  • Avatar

    rafa badia

    |

    Un post fantástico, Manu, en claro castellano. Subscribo, como fotógrafo y como editor gráfico, tu postura.

    Reply

Deja un comentario