Women are beautiful. Garry Winogrand

Women are beatiful es el título de la exposición fotográfica de Garry Winogrand que se puede ver estos días en la Fundación Foto Colectania. La serie está formada por 85 imágenes realizadas entre 1960 y 1975, que muestran la transformación de la mujer en la sociedad norteamericana de aquella época.

Garry Winogrand fue un street photographer obsesivo y tenaz. Tras su primer divorcio, vive la fotografía como un proceso liberador. En cuanto a los aspectos formales, la caída de líneas, generalmente hacia la derecha, de muchas de sus fotografías aporta tensión. Esta caída bien pudiera ser debida a la rapidez a la hora de la toma con la cámara de telémetro. Por la posición del visor, en un fotógrafo diestro, podría ser un efecto natural y no intencionado.

La última etapa de su vida, Winogrand se dedica a pasear con un amigo en coche y a fotografiar a las mujeres desde la distancia. Quería saber qué proporción debían guardar en la fotografía para ser sensuales, a qué distancia aparecían sugerentes en sus imágenes.

El colectivo Calle 35 en pleno ha visitado la exposición y estas son algunas de las frases que han surgido en torno a una taza de café. La primera impresión es que hay 25 fotos realmente buenas entre todo lo expuesto. Hay un objetivo claro en ellas, evidente por el título, pero latente cuando ves las fotos de cerca: la mujer era su objetivo, descuidando incluso el resto de la composición en ocasiones.

Rafa Badia – Mi sensación es que siendo evidente que Winogrand era viril y mirón, no siento vergüenza ajena viendo sus imágenes. Era muy respetuosos con las mujeres, pese a que muchas de sus fotografías tienen un alto componente sensual, incluso erótico. Son fotografías de un espacio y un tiempo muy concreto, pero ambos trascienden. Nos resultan familiares las situaciones y los escenarios. Me dan un poco de vértigo sus imágenes, y no sólo por la caída de líneas. Te das cuenta de la artificialidad del espacio urbano, el ser humano está lejos, en un escenario.

Domingo Venero – Es importante, a la hora de visitar la exposición, situar las fotos en el contexto histórico en el que fueron hechas.

Marcelo Caballero – Era muy obsesivo, se pasaba todo el día en la calle. Un ejemplo a seguir para todos los que nos gusta la street. La única manera de encontrarte con esas imágenes es dedicándole horas y horas a la calle.

Carlos Prieto – Sus fotografías me parecen preguntas en forma de rectángulo.

Rafa Pérez – Con algunos cambios en la arquitectura, en el modo de vestir, identifico perfectamente los escenarios, los comportamientos. Pero creo que la moral de hoy no permitiría trabajar a alguien como Winogrand. Se trataría de la mirada de un pervertido, sin más, sin tratar de profundizar y ver que documentó una época de especial trascendencia. La mujer se liberaba, salía a la calle sin ataduras, vestida como le parecía. Winogrand, en la época actual, coleccionaría demandas al mismo ritmo que fotografías.

OTRAS FOTOGRAFÍAS DE WINOGRAND

Todas las fotografías en B/N © Garry Winogrand y las fotos en color © Carlos Prieto

La exposición Women are beautiful se puede ver en la Fundación Foto Colectania (Julián Romea, 6 – D2 – FGC Gràcia) hasta el próximo 4 de junio. De lunes a sábado de 11 a 14h y de 17 a 20.30h.

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Calle 35

Colectivo de fotógrafos dedicados a la "street photography", la fotografía urbana contemporánea.

Comentarios (7)

  • Avatar

    omar sirena

    |

    que bueno winogrand !

    Reply

  • Avatar

    renata fortes

    |

    Que triste mondo que vivimos hoy, donde un trabajo como ese seria mucho más censurado que valorado.
    La nueva inquisición atende por el nombre de «politcamente correcto»!!

    abrazos

    Reply

    • Avatar

      Calle 35

      |

      Es cierto que existe un exceso de recelo en los tiempos que nos ha tocado vivir Renata, los fotógrafos de calle nos toca lidiar con ese toro…

      Reply

  • Avatar

    Martín

    |

    He visto que en American Suburb X también han publicado un muy interesante artículo sobre Winogrand, firmado por Gerry Badger y aparecido originalmente en Creative Camera.
    Felicitaciones por el artículo y, muy especialmente, por el valioso colectivo que habéis fundado.
    Salut!

    Reply

    • Avatar

      Calle 35

      |

      Gracias Martín, habrá que leer atentamente ese texto de Gerry Badger que seguro nos ayuda a entender mucho más a Winogrand.

      Reply

  • Avatar

    30065 Javier Martin

    |

    He ido a ver la exposición de Winogrand y he de decir que, tanto a nivel fotográfico como antropológico, me ha encantando. Plasma de forma directa y cruda la liberación de la mujer, mostrándola con iniciativa, descaradas, decididas, ‘échadas pa’lante’, mientras que el hombre, o desaparece o queda retratado con un ser retrógado (es el caso de la foto donde una chica de color aparece mostrando los pechos rodeada de decenas de hombres sonriendo como adolescentes viendo una peli porno en grupo).
    Aunque me surge una duda, ¿si Winogrand decía que todas las mujeres eran bonitas, por qué sólo hay mujeres jóvenes en su serie?
    En cuanto al análisis que hacéis sobre las caída de las líneas, no estoy tan seguro de que fuera involuntario, fruto de la rapidez de la toma ni de una causa natural por ser diestro, ya que hay varias fotos ‘posadas’ en las que también caen las líneas, lo que me lleva a pensar que era premeditado con la intención de crear tensión.
    Sea como fuere, Winogrand fue uno de los grandes fotógrafos del siglo XX y como pasa con todo lo que tenga que ver con la creatividad ajena, o te gusta o no te gusta. Y a mí, Winogrand, me gusta.
    Saludos.

    Reply

    • Avatar

      Calle 35

      |

      Gracias por tus apreciaciones, Javier. Son muy útiles y reflejan el compromiso de tu mirada. Winogrand usaba un 28 mm y la caída de líneas en sus composicíones era parte de su juego por corregir ciertas deformidades propias de un gran angular. Eso sería premeditado y crea tensión. Pero hemos percibido en otras imágenes, que esa inclinación era bastante natural de él y de la ubicación del visor de su Leica que «ayudaba» a torcer la imagen . Un abrazo

      Reply

Deja un comentario