Barcelona, magnífico escenario

La Street Photography, tiene una característica que debe cumplirse a rajatabla: las imágenes tienen que ser captadas siempre en los espacios públicos de una ciudad.

Sin embargo, existen grandes urbes como Nueva York, Londres o Tokio , que son auténticos iconos, para la práctica de este género fotográfico. La riqueza visual que ofrecen sus calles, junto a sus habitantes, personas anónimas, de todo tipo y condición, hacen que la vida urbana, tenga una intensidad digna de ser vivida y como no, de ser fotografiada.

Desde hace un tiempo, Barcelona se está uniendo a este elenco de ciudades míticas  para la práctica de la fotografía de calle.

La belleza de sus barrios, como el Gótico, La Ribera, de sus ejes comerciales, como el Paseo de Gracia, sus incomparables Ramblas, una de las avenidas más concurridas y la luz del mar Mediterráneo. Todo ello, junto a que Barcelona, es ya un destino turístico de primer orden, están convirtiendo a la ciudad Condal, en un magnífico escenario, para los amantes de la fotografía de calle.

Detalle Palacio de La Ardiaca – Barrio Gótico © Jordi Beltri

Dragón de las Ramblas – Barcelona © Jordi Beltri

 Es importante  resaltar, la obra arquitectónica de D. Antonio  Gaudí, que sin duda ha contribuido en gran medida, a este éxito turístico. Hoy en día, Barcelona atrae las miradas de todo el mundo.

Los guerreros de la Pedrera – Barcelona © Jordi Beltri

Es sabido también, que la parte más viva de las ciudades, la solemos encontrar en sus mercados. En el caso de Barcelona,  La Boquería, es realmente un mercado especial y único. Por su ubicación, en el mismo corazón de Las Ramblas, por su oferta de productos y sobre todo, por sus visitantes. Entrar el mercado de La Boquería, es como adentrarse, en un mundo de sensaciones visuales, sumamente emocionantes. En muchas ocasiones, este espacio se puede transformar en el mejor plató.

Escudo, entrada de la Boquería – Barcelona © Jordi Beltri

Equipo de la TV japonesa en la Boquería © Jordi Beltri

Pinotxo, propietario del bar del mismo nombre, punto de visita obligada del mercado de La Boquería. En este caso, lo podemos ver, mostrando la crónica que el 30 de junio de 2010, hizo el prestigioso rotativo, The Washington Post.© Jordi Beltri

 Es tanto el afán y entusiasmo que las personas desarrollan en la visita a la ciudad; que en ocasiones, es requerido un merecido descanso. El parque de La Ciudadela, ubicado en el barrio de La Ribera, es el lugar ideal para cubrir de forma plenamente satisfactoria esta necesidad, si es posible.

© Jordi Beltri

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (2)

  • Avatar

    Luisa

    |

    Sí, de acuerdo en que Barcelona es “molt bonica”, a mí me encanta la ciudad. Sin embargo, creo que la fotografía de calle se puede hacer en cualquier sitio, bonito o feo, todo depende de lo que cada uno quiera ver.
    Una de las enormes ventajas de Nueva York es que la gente ni se inmuta cuando les haces fotos por la calle, les importa un pepino. No sé cómo será en Barcelona, aquí en Madrid es todo lo contrario, casi te corren a gorrazos, no sé por qué se molesta tanto la gente.

    Reply

  • Avatar

    jordi beltri

    |

    Muchas gracias, por tu visita y comentario, Luisa.
    Efectivamente, la aproximación a las personas, cámara en mano, sigue siendo el caballo de batalla.

    Reply

Deja un comentario