Jamás tan cerca

“Jamás tan cerca arremetió lo lejos”     Cesar Vallejo      

La Rambla es un lugar que se ha convertido en mi territorio. No hace mucho me di cuenta que hago lo mismo que años atrás hacía en Buenos Aires cuando quería pensar. La avenida Corrientes me llevaba de una punta a la otra y mientras la caminaba la vida se ponía de acuerdo. Dos o tres veces por mes la camino cámara en mano. Me quedo unos minutos frente al Café Zurich; doy un par de vueltas por la esquina para despejar y afinar los ojos. Recorro todo con la mirada como leyéndole los labios a la calle. Abre el semáforo, llega la ola de gente y me dejo llevar hacia el mar.
La Rambla - Barcelona - Marcelo Aurelio
Cuando paso por la Boqueria entrar es inevitable. Me gusta no memorizar referencias para así perderme en los pasillos. El olor me es familiar. La gente me es familiar.  Los sonidos me son familiares. Mi padre tenía un gran mercado y yo de chico le ayudaba con algunas cosas. Examino con detenimiento todo el mercado en busca de señales. Tengo la certeza de que en algún pasillo escucho trabajar al campeón del mundo.
Salgo de la Boqueria y me sumo a la primera corriente de gente que baja. Cuando llego al mar, soy Rusty James en “La ley de la calle”, me recorto en la orilla y mientras observo las fotos disparadas, sé que no es la orilla equivocada.

Barcelona - Marcelo Aurelio

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (8)

  • Avatar

    Luisa

    |

    Muy buen paseo, sí señor, y fructífero. Me llama la atención la foto del payaso, ¿está disparada sin mirar?

    Reply

  • Avatar

    Marcelo Aurelio

    |

    Gracias Luisa.
    La foto del payaso está disparada encuadrando sin mirar por el visor.
    Saludos!

    Reply

  • Avatar

    jorge

    |

    Marce: es que las Ramblas son la fortuna del Tío Rico, en personajes y situaciones, y si le sumás tus miradas, uy uy uy.

    Reply

  • Avatar

    Nany

    |

    Oh!Marcelo!!!, es cálido, nostálgico y profundo tu recorrido… me gustan mucho las imágenes acompañadas de buenas palabras y más aún cuando se tiene la certeza de que la orilla, “no es la equivocada”…
    Abrazos cálidos para estos días fríos ¡!

    Reply

  • Avatar

    rafa badia

    |

    Bonito post, Marcelo. Me encanta la imagen literaria del gentío como una corriente que te lleva al mar. A fin de cuentas, La Rambla -su nombre lo indica- era originalmente el curso de un río, de ahí que su trazado no sea rectilíneo como Rambla Catalunya del Raval o de Poble Nou..

    Reply

  • Avatar

    Marcelo Aurelio

    |

    Jorge, gracias , a ver cuándo las caminamos juntos 🙂

    Gracias Nany, Abrazos cálidos!!

    Rafa, qué interesante, no lo sabía. Gracias!

    Reply

  • Avatar

    Guillermo

    |

    Un texto buenísimo para acompañar a unas fotos tan buenas como de costumbre 🙂

    Reply

Deja un comentario