Nadie es profeta en su tierra

Para alguien que se considera naturalmente tímido, hacer fotos en la calle es un proceso interesante. En mi caso, desafiar la timidez, ponerme en frente a extraños para sacarles una foto, fue una de las razones por las que empecé a hacer fotografía callejera. Forzarme a sacar fotos me ha ayudado a dejar de ser tímido.  

San Francisco, 2006

Pero hay otro factor que puede ayudar a superar la timidez: trabajar en un lugar extraño. En Argentina, de donde soy, reconozco gestos y actitudes inmediatamente. A veces esto me hace muy difícil acercarme demasiado. El lenguaje corporal en común hace que uno detecte inmediatamente situaciones en las que no es bienvenido. En cambio, en lugares donde no hablo el idioma, o donde simplemente la cultura es un poco diferente, me es mucho más facil poner la cámara “en las narices” de la gente. Es muy fácil pretender que soy un turista, inclusive en San Francisco, donde he vivido por más tiempo que en Buenos Aires.  

Buenos Aires, 2007

En lugares y culturas todavía menos familiares, donde ni siquiera hablo el idioma, sacar fotos de cerca se hace facilísimo. Si alguien me dice algo, mi única opción es sonreir y seguir caminando. Esto me ha pasado en Varsovia, en Hanoi, en Budapest. En Argentina, y de algun modo también en San Francisco, mis fotos son un poco más distantes, o al menos mas pausadas: una situación tiene que ser muy especial para hacer que me acerque.  

Budapest, 2005

Como siempre, hay excepciones. Pero en general, la regla es esa: si la gente a la que fotografío es “mi” gente, de alguna manera todo se hace un poco más difícil. A pesar de eso, y profeta o no, todavía me encanta sacar fotos en Argentina.  

Buenos Aires, 2010

 

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (2)

  • Avatar

    Vishi

    |

    Comparto lo que dices, para mí también es más fácil sacar fotos en otra cultura y otro lugar que no es propio.
    Eso sí, también es más dificil porque uno no conoce los detalles de esa cultura. Los desafíos son buenos!!
    Saludos.

    Reply

  • Avatar

    Rafa Badia

    |

    Totalmente de acuerdo, Juan. Lo que pasa es que también, dependiendo de los lugares, aunque sean “propios”, aquello de acercarse con la cámara es más o menos difícil. En mi caso, no tengo ningún problema en Barcelona, quizás porque hay un montón de turistas cámara en ristre. Sin embargo en Madrid, donde he vivido 18 años, siempre me ha costado mucho más…

    Reply

Deja un comentario